Opse - Oficina de psicología en Logroño | FOMENTAR LA CREATIVIDAD EN LAS EMPRESAS: ¿Es posible?
748
post-template-default,single,single-post,postid-748,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

FOMENTAR LA CREATIVIDAD EN LAS EMPRESAS: ¿Es posible?

FOMENTAR LA CREATIVIDAD EN LAS EMPRESAS: ¿Es posible?

I+D+i = ¿éxito?

El futuro de las empresas parece pasar por la innovación, nuestras empresas y las instituciones a todos los niveles parecen apostar por lo que se llama el I+D+i, Investigación + Desarrollo + innovación. Particularmente siempre me ha parecido curioso que la innovación se asuma como la parte minúscula frente al objetivo mayúsculo de la Investigación y el Desarrollo, que resumiéndolo mucho se basa en conseguir que la investigación básica o aplicada se pueda trasferir a procesos productivos a través de la ingeniería fundamentalmente, logrando nuevos productos o mejoras sustanciales en productos ya existentes. En teoría se supone que lo que apliquemos de la investigación al desarrollo de productos será lógicamente nuevo y por lo tanto innovador, aunque el problema es que no siempre es así. No hablaremos de si lo innovador es suficiente para ser un éxito comercial, es un tema que dejamos para otro día. La realidad es que parece que no hay suficiente innovación pese a la inversión en investigación y desarrollo, sobre todo a nivel institucional en la UE, y que otros países son los que llevan la delantera en lo que podríamos denominar innovación.

 

Innovación = Creatividad

Innovar no es un proceso cerrado, y no es fácilmente medible, de hecho, a veces la innovación puede ser en diseño, en tecnología, en distribución o en cualquier otro aspecto. Innovar significa hacer algo diferente a lo que se hacía antes y a lo que hacen los demás, me atrevo a denominarlo diferenciación del grupo, y el factor determinante para innovar considero que no es ni la investigación ni la capacidad de desarrollo, que siendo necesarias no son las condiciones imprescindibles, para ser innovador hace falta ser creativo. Y para ser creativo se necesitan ciertas condiciones.

Para estimular la creatividad dentro de una empresa o en una organización se necesita:

  • Un clima laboral adecuado. Lógicamente en una empresa con conflictos internos, mobbing, falta de autoridad o de liderazgo, mala organización, etc,… difícilmente va a poder innovar o ser creativa, excepto para ejercer la picaresca.
  • Fomentar la participación. Un equipo es tan valioso como lo es el más débil de sus elementos, ¿verdad? Pues un miembro de la empresa que no participa es un problema, bien por actitud individual o bien porque manifiesta un problema de gestión del equipo.
  • Eliminar el miedo al fracaso. El miedo genera estrés y se convierte en ansiedad, que a largo plazo se convertirá en un factor paralizante y destructivo de cualquier idea que no sea “hacer las cosas como siempre”
  • Nivel de activación alto. Tan malo como un estrés alto sería un nivel de activación bajo, la falta de estimulación y la aposentación nos llevan a estar “dormidos” y por lo tanto a evitar la creatividad
  • Búsqueda de retos y nuevos objetivos. Mantener un permanente proceso de mejora continua o de cambio continuo que nos obligue a estar activos y buscando soluciones a las nuevas situaciones propuestas.
  • Dar autonomía. Un grupo puede estar liderado pero si además está permanente guiado y sin autonomía se dedicará a confirmar la información que recibe sin cuestionar ni aportar nada, anulando cualquier idea creativa.
  • Crear incentivos que favorezcan la motivación intrínseca. La creatividad debe reconocerse, alimentarse y premiarse, no sólo con incentivos económicos, que también, sino a través de programas de refuerzo personales, con tiempo, herramientas, o mejoras en el puesto o en la empresa, acordes con las aportaciones.

 

Algunas formas de aplicar la creatividad y la innovación empresarial pueden ser:

  • Explorar nuevos nichos de mercado. A veces parece que está todo inventado hasta que alguien le da una vuelta a la realidad y surgen nuevas ideas. En su momento las tablets, los SUVs, o el postit no dejaron de ser productos para necesidades que ya estaban cubiertas, pero con una nueva presentación y cualidades.
  • Desarrollar nuevos productos o modificaciones de los existentes. ¿Cuántas formas hay de hacer una galleta? ¿y versiones de un modelo de TV? Pero también en servicios podemos observar las enormes posibilidades que nos ofrecen en una consultoría, por ejemplo. Descubrir cuál es la necesidad del mercado en cada momento es muy difícil, por eso hay que apostar por nuevos productos y realizar pruebas de ensayo-error que lleguen a crear necesidades nuevas.
  • Generar nuevas estrategias de comunicación y marketing. Nos equivocamos al lanzar un nuevo producto si lo lanzamos con las mismas estrategias que el producto anterior, en muchos mercados es más importante que el producto parezca nuevo, diferente, y la comunicación es básica en ese objetivo. Cada producto, cada marca necesita crear una identidad a través de su imagen, y aquí la creatividad es imprescindible para diferenciarlo y dotarlo de su propio espacio.
  • Estudiar y predecir el mercado, buscar nuevas oportunidades, generar nuevas necesidades, adaptarnos a las modas o a las tendencias y llegar a definir productos adecuados a cada situación. Pero para eso necesitamos herramientas de ciencias sociales innovadoras y ser creativos a la hora de interpretar y usar esos datos, pues sino terminamos cayendo en lecturas conservadoras y sin capacidad para diferenciarnos que es lo que buscamos, y aquí no voy a poner ejemplos que ya los usaré cuando hablemos de los target.

¿La creatividad es lo fácil? Sólo a toro pasado

Pondré un ejemplo, si ahora mismo alguien dice apple en una habitación, todo el mundo en la misma pensará en una compañía de tecnología, teléfonos, sonido, ordenadores, tablets, … en vez de una sabrosa manzana, y casi todo el mundo estará de acuerdo en que es una de las más grandes empresas del mundo. Luego surgirá el debate de si ha perdido o no capacidad para sorprender desde que desapareció el Sr. Jobs o de la calidad de sus productos. Pero en lo que nadie discutirá es que saben ser diferentes, en sus productos, presentaciones, comunicación, tiendas, … incluso su historia es diferente, es una empresa de fans que conquistó el mundo.

Foto Michel Grosicki.

¿por qué todo el mundo está de acuerdo en que el éxito de Apple es hacer las cosas de forma diferente? Porque es una evidencia que fueron contracorriente o eso parece, su innovación no ha sido la tecnología, ya que normalmente han usado tecnología que estaba a disposición también de sus competidores, Apple en lo que innovó fundamentalmente fue en el diseño, la comunicación, y en la cultura de empresa.

Hay miles de citas de Steve Jobs, discursos, estudios y toda la información que se quiera sobre como Apple busca gestionar el talento, la creatividad, y mantiene un concepto de comunidad entre la empresa y los clientes que se consideran parte de la misma. Su innovación más importante es el concepto de comunidad, lógicamente apoyado por productos de altísima calidad, pero productos de altísima calidad también los hace la competencia. Hace tiempo que el resto de marcas buscan imitar el concepto de comunidad con distintos niveles de éxito, pero lo que están haciendo es copiar cuando deberían de intentar innovar. Pero sobre todo podemos decir que Apple acertó porque ya sabemos cómo acaba la historia, una historia con altibajos, y a toro pasado todos sabemos el resultado.

No soy Steve Jobs ¿Que hacemos ahora?

 

De acuerdo, el ejemplo era fácil. Hay hasta películas sobre el tema, y libros, y hasta una serie de HBO (sin nombres). Lo difícil es cuando hablamos de empresas pequeñas o de autónomos. Incluso lo más difícil es cuando hablamos de creatividad en un país donde se hizo celebre la frase “que inventen ellos”. Pero estamos en un país donde hay muchísima creatividad y muchísimo talento, con un problema enorme de autoconfianza y de exceso de miedo al fracaso. Y todos preferimos ser creativos e innovadores a estar atenazados por el miedo y la ansiedad. Pero no siempre nos parece posible. Evidentemente el tamaño, la capacidad para invertir, limitan de forma importante la creatividad y la posibilidad de ser innovador, pero a veces parece solamente una excusa. Como ya hemos visto no solo podemos innovar en el producto, de hecho, a veces la innovación más importante se produce en el resto de aspectos de la empresa.

De momento hay que empezar por desterrar expresiones como: “esto se ha hecho así siempre y no vamos a cambiar”, “más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer”, “no se puede luchar contra los elementos”, “el mercado no nos entiende”, …. Salvo que queramos quedarnos esclerotizados y a expensas de lo que hagan los demás.

Todos somos capaces de ver nuestras áreas de mejora, sabemos que se puede innovar en gestión o en distribución del producto, por ejemplo. Y hay fantásticos profesionales que nos pueden asesorar en esos aspectos.

Como hemos visto anteriormente para mejorar la creatividad en la empresa necesitamos un buen clima laboral, una organización clara, y muchos otros aspectos que necesitan de diferentes profesionales a ingenieros o financieros.

Desde la psicología social se puede ayudar a innovar en aspectos como recursos humanos, atención al público, comunicación y publicidad, aportando los conocimientos en ciencias sociales y en ciencias del comportamiento y la conducta, de manera que se pueda aprovechar la Investigación para  Desarrollar e innovar en empresas de cualquier tamaño o incluso en autónomos.

 

 

Juan Cruz Rada
Juan Cruz Rada
Sihayalternativa@Opse.Es

OPSE es un proyecto que nace para dar solución a problemas que podemos observar en nuestras empresas, organizaciones, familias o en nosotros mismos. Los cambios en la sociedad y los distintos procesos vitales producen situaciones complejas en los que el apoyo o el asesoramiento de un PSICÓLOGO profesional puede ser necesarias. ¿Hablamos?

No hay comentarios todavía.

Comenta si quieres: